¿A qué nos referimos con “cualidades físicas básicas”?

No podemos hablar de entrenamiento sin hablar de las cualidades físicas básicas. ¿Pero, concretamente, a qué nos referimos con “cualidades físicas básicas”?

Las cualidades físicas básicas son los componentes de la condición física, lo que coloquialmente llamamos “estar en forma”. Son los factores físicos que permiten la ejecución de los movimientos básicos: andar, correr, llevar peso, …

Muy conocidas y desarrolladas en el entrenamiento en humano, en deporte ecuestre estas nociones básicas se esconden detrás de términos como impulsión, suppleness, reunión, contacto… nada más, nada menos que la expresión técnica de las cualidades físicas básicas.

Sencillamente, cuando hablamos de cualidades físicas básicas nos referimos a la fuerza, la velocidad, la resistencia, la flexibilidad y, bien que considerado como cualidad psicomotriz, me gustaría añadir el equilibrio, base esencial en nuestro deporte. Se las considera básicas y fundamentales por ser el soporte de otras cualidades y limitar el grado de condición física.

El entrenamiento consiste en obtener, a través de métodos de trabajo, el desarrollo óptimo de cada una, en función de nuestra especialidad, y de las posibilidades de nuestro caballo.

En hípica tenemos tendencia a centrar nuestro trabajo (y atención) sobre la técnica. Pero…sin una base sólida de las cualidades físicas básicas, la técnica no alcanzará los niveles esperados.

  • La fuerza es una de las cualidades físicas básicas más fácil de desarrollar, por la naturaleza del caballo. Desde un punto de vista muscular, la fuerza es la capacidad de la musculatura para deformar un cuerpo: es la tensión generada por el musculo. Todo movimiento realizado es el resultado de determinada magnitud de fuerza con una cierta velocidad. Por lo tanto el entrenamiento de la fuerza es una condición esencial para la mejora del rendimiento del atleta y/o de la mejora de su calidad de vida.
  • La velocidad es la capacidad de realizar una acción en el menor tiempo posible, que puede ser un gesto o un desplazamiento. Es una de las capacidades físicas más importante en la práctica deportiva. La rapidez de movimientos en las acciones deportivas es esencial puesto que la efectividad en su ejecución depende de la velocidad con la que se realice: es la capacidad del deportista para realizar acciones motrices en un tiempo mínimo.
  • La resistencia es la capacidad para soportar la fatiga frente a los esfuerzos prolongados o/y para recuperarse más rápidamente después del esfuerzo. Hablamos de resistencia aeróbica y anaeróbica en función de la intensidad del trabajo. La resistencia competitiva (en raid o CCE por ejemplo) es una cualidad física básica más compleja de obtener.
  • La flexibilidad es la capacidad de mover los músculos y las articulaciones en toda gama de movimientos en el máximo recorrido articular, dicho de otra forma, la extensión máxima de un movimiento dentro de una articulación.
  • El equilibrio es la cualidad que permite sostener el cuerpo en cualquier posición (estática o dinámica). Es decisiva para conseguir mejorar la fluidez de movimientos y la prevención de lesiones.

“Volvemos a las bases de la agilidad del caballo montado. La pierde por el peso del jinete, por lo que carga más el tren anterior entorpeciéndole, pues la doma (de cualquier disciplina) se dedica a recuperar su equilibrio”

Lucy Rees.

¿A qué nos referimos con “cualidades físicas básicas”?

No podemos hablar de entrenamiento sin hablar de las cualidades físicas básicas. ¿Pero, concretamente, a qué nos referimos con “cualidades físicas básicas”?

Las cualidades físicas básicas son los componentes de la condición física, lo que coloquialmente llamamos “estar en forma”. Son los factores físicos que permiten la ejecución de los movimientos básicos: andar, correr, llevar peso, …

Muy conocidas y desarrolladas en el entrenamiento en humano, en deporte ecuestre estas nociones básicas se esconden detrás de términos como impulsión, suppleness, reunión, contacto… nada más, nada menos que la expresión técnica de las cualidades físicas básicas.

Sencillamente, cuando hablamos de cualidades físicas básicas nos referimos a la fuerza, la velocidad, la resistencia, la flexibilidad y, bien que considerado como cualidad psicomotriz, me gustaría añadir el equilibrio, base esencial en nuestro deporte. Se las considera básicas y fundamentales por ser el soporte de otras cualidades y limitar el grado de condición física.

El entrenamiento consiste en obtener, a través de métodos de trabajo, el desarrollo óptimo de cada una, en función de nuestra especialidad, y de las posibilidades de nuestro caballo.

En hípica tenemos tendencia a centrar nuestro trabajo (y atención) sobre la técnica. Pero…sin una base sólida de las cualidades físicas básicas, la técnica no alcanzará los niveles esperados.

  • La fuerza es una de las cualidades físicas básicas más fácil de desarrollar, por la naturaleza del caballo. Desde un punto de vista muscular, la fuerza es la capacidad de la musculatura para deformar un cuerpo: es la tensión generada por el musculo. Todo movimiento realizado es el resultado de determinada magnitud de fuerza con una cierta velocidad. Por lo tanto el entrenamiento de la fuerza es una condición esencial para la mejora del rendimiento del atleta y/o de la mejora de su calidad de vida.
  • La velocidad es la capacidad de realizar una acción en el menor tiempo posible, que puede ser un gesto o un desplazamiento. Es una de las capacidades físicas más importante en la práctica deportiva. La rapidez de movimientos en las acciones deportivas es esencial puesto que la efectividad en su ejecución depende de la velocidad con la que se realice: es la capacidad del deportista para realizar acciones motrices en un tiempo mínimo.
  • La resistencia es la capacidad para soportar la fatiga frente a los esfuerzos prolongados o/y para recuperarse más rápidamente después del esfuerzo. Hablamos de resistencia aeróbica y anaeróbica en función de la intensidad del trabajo. La resistencia competitiva (en raid o CCE por ejemplo) es una cualidad física básica más compleja de obtener.
  • La flexibilidad es la capacidad de mover los músculos y las articulaciones en toda gama de movimientos en el máximo recorrido articular, dicho de otra forma, la extensión máxima de un movimiento dentro de una articulación.
  • El equilibrio es la cualidad que permite sostener el cuerpo en cualquier posición (estática o dinámica). Es decisiva para conseguir mejorar la fluidez de movimientos y la prevención de lesiones.

“Volvemos a las bases de la agilidad del caballo montado. La pierde por el peso del jinete, por lo que carga más el tren anterior entorpeciéndole, pues la doma (de cualquier disciplina) se dedica a recuperar su equilibrio”

Lucy Rees.