Rinoneumonitis equina; Como jinete ¿Qué debo saber?

1.Qué es la Rinoneumonitis equina?

Se trata de una enfermedad vírica contagiosa producida por una familia de virus denominados Herpesvirus, que no sólo afecta a los caballos, sino también a otras especies como a burros y a mulas.

Existen 9 tipos diferentes de virus herpes que infectan a caballos, siendo los más comunes el 4 (HVE-4) y el 1 (HVE-1).

Por su importancia, solamente los focos producidos por HVE-1 son considerados por la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal) enfermedades de Declaración Obligatoria (aquellas cuya notificación a la autoridad competente es obligatoria)

El HVE-1 es el causante del último brote producido en Valencia, por lo que, debido a ello y a su importancia, será el objeto de estudio en el resto del texto.

2.¿Cómo se produce el contagio y cómo actúa el virus?

Se produce principalmente por contacto directo (entre caballos) o indirecto (objetos inanimados; camiones, utensilios mal desinfectados, equipos contaminados…) y principalmente por vía respiratoria.

El virus se multiplica en el tracto respiratorio del caballo, llega a la sangre, y con ello alcanza diferentes órganos, pudiendo llegar al sistema nervioso central, agravando notablemente el cuadro clínico.

Los virus herpes tienen la peculiaridad de producir infecciones latentes (el 80% de los caballos que superan la enfermedad quedan infectados de por vida, aunque no tengan sintomatología). En estos animales, ante situaciones de estrés y/o inmunodepresión, se puede producir la reactivación del virus. El animal volvería a enfermar, liberando de nuevo el virus, y produciendo con ello la infección de otros caballos.

3.Qué síntomas tiene un caballo infectado de Rinoneumonitis?

  • Forma respiratoria: fiebre (38’5-41°C), depresión, disminución del apetito, secreción nasal y ocular.
  • Forma nerviosa: ataxia (descoordinación en la marcha), paresia (disminución del movimiento voluntario) e incluso parálisis, sobre todo del tercio posterior, junto con falta de sensibilidad en el mismo.
  • Forma reproductiva: abortos (sobre todo a partir de los 7 meses de gestación) o muerte de los potros nacidos de yeguas infectadas a las pocas horas de nacer, debido a problemas respiratorios graves e infecciones bacterianas secundarias.

4.Qué debo de hacer para evitar que mi caballo se infecte de Rinoneumonitis?

No somos tan diferentes…ante la duda, MEDIDAS ANTI-COVID:

  • Aislamiento:
  1. No mover a los caballos de sus instalaciones habituales: esto es, deben de convivir e interactuar sólo con los individuos de su ‘núcleo familiar’.
  2. Cuarentena: aquellos caballos que entren en las instalaciones deben de pasar por una cuarentena de 14-21 días, en recintos aislados del resto de los animales del centro.
  3. Separar a aquellos animales con signos clínicos y a las yeguas abortadas del resto de los animales, y ponerse en contacto inmediatamente con su veterinario.
  • Higiene y desinfección: no sólo de las cuadras e instalaciones, sino también de todo el material en contacto con los animales (cama, comederos, instrumental veterinario y de los mozos…)
  • Vacunación: está demostrado que la vacunación consigue reducir las partículas víricas en el tejido respiratorio, y en determinados casos reduce la cantidad de virus en sangre, por lo que colaboran en la disminución de la transmisión. Por ello, y con el fin de conseguir una mejora de la inmunidad grupal, es conveniente plantearse la vacunación en aquellos animales sin signos de enfermedad. Consulte con su veterinario el protocolo a seguir.